En cartelera: Cenizas del Tiempo

Para ver esta película hay que tener paciencia, antes que nada. Pero de todas formas vale la pena hacer una reseña Ashes of Time reduxsobre ella porque su director es Won Kar Wai, uno de los grandes talentos del cine asiático. Ashes of Time redux (nombre con el que se la comercializó) es en realidad una versión retocada y “mejorada” que Won Kar Wai hizo de su cuarta película, Ashes of Time (Dung che sai duk), estrenada en 1994. Este film revolucionó en su momento el género wuxia, es decir, aquel que combina historias de guerreros en la antigua China, con escenas de peleas con espadas, drama, traiciones, etc. Algunos ejemplares del estilo wuxia más bien modernos son El Tigre y El Dragón, La Casa de las Dagas Voladoras, Héroe, etc., todas claramente influenciadas por Ashes of Time. Sin embargo, antes de Kar Wai, las pelis del género wuxia tenían mucha acción, mucha pelea, pero no mucho más. Lo cual no tiene por qué ser negativo, pero las tramas carecían prácticamente de ideas. Kar Wai supuso que podían hacerse películas de peleas que tuvieran cosas interesantes para decir. Así fue que decidió adaptar –muy holgadamente- una de las más importantes novelas del escritor Louis Cha, The Legend of The Condor Heroes.

La trama es compleja, muy visual, y difícil de definir en palabras, pero sería algo así. En el desierto vive el orgulloso, amargado y manipulador guerrero Ouyang Feng, que decide aislarse de todo para poder olvidar que el amor de su vida prefirió casarse con su hermano. En su nueva vida se dedica a realizar trabajos por encargo, aunque en general suele recurrir a otros para no mancharse las manos. Cada año va recibiendo a distintos visitantes, que marcan su vida y descubren el valor del amor y la energía del afecto. A pesar de ello, Feng mantiene su cínica mirada al respecto y su actitud rencorosa y violenta. Pero la visita del destacado espadachín Huang Yaoshi, cambiará la vida de Ouyang Feng.

Ashes of Time (film original)La peli original contaba con una excepcional banda de sonido a cargo de Frankie Chan, que incluía piezas del músico Yo Yo Ma. Las escenas de pelea estuvieron a cargo de Sammo Hung, un capo en ese tema, que trabajó para Bruce Lee y Jackie Chan entre otros. Tenía además a talentosos actores que, aunque en su momento recién iniciaban su carrera, hoy son reconocidos internacionalmente y aparecen en otras pelis de Kar Wai, como Leslie Cheung (Ouyang Feng), Tony Leung Ka Fai (Huang Yaoshi) y Maggie Cheung (amor de Ouyang Feng). Pero a pesar de todo esto y de sus 40 millones de dólares de presupuesto, la película fue en su momento un completo y rotundo fracaso. Ni siquiera Kar Wai estaba contento con el resultado de su obra más ambiciosa. Los años pasaron y la peli se perdió. Hace algún tiempo, su autor la encontró y decidió reeditarla para salvarla y hacerla hoy como hubiera querido originalmente.

Le sacó escenas de pelea, modificó la banda sonora, la ordenó por capítulos para hacerla más comprensible, mejoró la fotografía y tuvo que filmar de nuevo varias escenas destruidas por el tiempo. Y luego la presentó en Cannes. El resultado es un film lento, con diálogos pausados y grandilocuentes, con pocas pero geniales escenas de peleas y una excelente fotografía. No es una película de artes marciales de Hollywood, sino una especie de obra de arte en movimiento. Si van con eso en mente, la van a disfrutar.

Aquí les dejo el trailer oficial de la versión que está en cines, más el de la versión original que no vimos por estos lados.