Fichines: pasado, presente y futuro XI

Luego de la digresión de la semana pasada, volvemos a la línea temporal en la historia de los arcades. Como habíamos dicho hace dos semanas atrás, ya estamos dejando atrás los gloriosos años 80, para meternos de lleno en un nuevo estilo de jueguitos que quedará para siempre. ¿A qué vamos? Bueno, la década del 90 que comienza implicará, en principio, el boom de los juegos de pelea. Pero los 90 también significaron una necesaria innovación para los arcades. Necesitaban ofrecerles a los jugadores nuevas opciones para poder competir con las consolas hogareñas, que avanzaban a pasos agigantados. Así que se combinaron dos factores para dar nacimiento a grandes clásicos. Esta semana le toca el turno a un jueguito que aún causa fascinación: el Street Fighter II. Si siguen leyendo el resto, toda la data.

Capcom revolucionaría el mundo arcade en 1991 con la salida del Street Fighter II: The World Warrior. Ocho personajes seleccionables, un escenario y una historia para cada uno, movimientos especiales, unos gráficos nunca antes vistos y una banda sonora de lujo se unían para formar largas colas allá donde se instalase una de estas máquinas. Este fue el primer juego de la saga Street Fighter en alcanzar fama mundial y fue el puntapié para el fenómeno de los jueguitos de peleas. El primer Street Fighter había salido en 1987 y, aunque no logró ni de cerca la popularidad de su inmediato descendiente, sí incorporó ciertos detalles que luego se volverían características estándar (y hasta se amplificarían) como la cantidad de botones.

Hay que ser conscientes de que por primera vez, los jugadores realmente podían seleccionar cualquiera de los 8 personajes disponibles, ya fueran “buenos” o “malos” (excepto los cuatro Devas del final, detalle cambiado en el Street Fighter II: Champion Edition de 1992, que tenía 12 personajes disponibles). El juego contaba además con sprites enormes y recontra detallados, muchos golpes, fondos muy bien trabajados, una jugabilidad impecable y bocha de detallitos que hicieron historia. Además, cada personaje era distinto en poder, velocidad, técnicas, y hasta tenían cada uno su propio final y su propia historia, y hasta voces diferentes. Incluso se tomaron la molestia de meter un personaje femenino, y no como elemento decorativo :P. Todo era nuevo. Además, el Street Fighter II permitía hacer ataques especiales con mucha más facilidad que su antecesor.

Salieron innumerables versiones, para la mayoría de los sistemas y formatos posibles, y muchas reversiones. Es absolutamente imposible cubrir todas y cada una de las series y juegos que componen el enoooorme universo de Street Fighter. Particularmente en lo que se refiere a la serie inaugurada por el Street Fighter II (que se extiende más o menos entre el 91 y el 96), cada actualización del juego se usaba para corregir errores de las versiones anteriores (aunque a veces se generaban otros) e introducir algunas modificaciones y atractivos para el jugador: en alguno tenías ataques más rápidos, en otro se iba todo al carajo y podías cambiar de personaje con el botón de “start”, etc. Recién el Super Street Fighter II de 1993 agregó cuatro personajes nuevos. Esta versión, además, estaba producida con un nuevo hardware. El sexto y último arcade de la serie fue el Hyper Street Fighter II — The Anniversary Edition, lanzado en diciembre de 2003. Claro que también habría otras series de juegos, como la Street Fighter Alpha (entre 1995 y 1998), la Street Fighter EX (1996 al 2001), la Street Fighter III (1997 al 1999), etc.

Volviendo a los 90, las consolas hogareñas de 16 bits ya habían salido al mercado, así que para los constructores de máquinas arcades era necesario crear algo atractivo que hiciera desistir a la gente de quedarse en la comodidad de su casa. Así llegarían los gráficos 3D, es decir, juegos con tales requerimientos, que las máquinas de 16 bits no podían levantar. El lanzamiento de consolas hogareñas de 32 bits empezaría a marcar la curva descendiente para los clásicos arcades. Sin embargo, antes de todo esto quedaban algunos clásicos por salir, aún en el área de peleas. Pero para eso hay que esperar siete días más.