Obras de arte con clavos de acero

En Ivreality venimos mostrándoles cómo puede hacerse una obra de arte literalmente con cualquier cosa: ya pasó el loco de las cartas y las reproducciones edilicias, y también pudimos ver los diseños un tanto asquerosos hechos por la gente con chicles masticados. Esta vez nos detenemos en otro objeto cuya utilidad tradicional es aprovechada aquí para realizar verdaderos dibujos detallados. El artista se llama Marcus Levine y se dedica a hacer obras de arte con clavos de acero. La mayoría de ellas expresa los movimientos y las formas del cuerpo humano. Tiene incluso una muestra en Londres, para la que usó más de 50 mil clavitos, con los que logra además darle distintas “tonalidades” a las formas.