Repaso literario: Leyendas de los Otori

Dada la buena respuesta, sigo probando con las humildes recomendaciones literarias provenientes de una lectora curiosa. En realidad, las últimas elecciones vienen por el lado de Japón, aunque no será esta la única temática que impulse estos post. Aunque esta vez sí :p. Hace algunos años leí medio de casualidad una saga de libros, que a simple vista mucho no me decían. Me la recomendaron, así que allá fui. El resultado fue bastante interesante, así que aquí voy con esta trilogía que se llama “Leyendas de los Otori”, escrita por Lian Hearn. Pasen y vean qué les parece.

Lian Hearn es el seudónimo que eligió Gillian Rubinstein, una autora inglesa nacida el 29 de agosto de 1942, para publicar su exitosa saga de libros “Leyendas de los Otori”. Gillian o Lian, como más les guste, estuvo toda su vida interesada en la cultura japonesa. Incluso habla japonés y vivió mucho tiempo en aquel país. En 2001 se pubicó el primero de los cinco libros que componen la historia sobre el clan Otori, llamado “El sueño del Ruiseñor” y el éxito fue inmediato. A éste le seguirían “Con la hierba de almohada” (2003), “El brillo de la luna” (2004), “El lamento de la garza” (2006) y “La red del cielo es amplia” (2008, que es una especie de precuela). En Argentina sólo han sido publicados (hasta el momento) los primeros tres, aunque los otros ya existen en sus versiones castellanas. A pesar de esto, la trilogía inicial es cerrada, es decir que cuenta la historia base completita, porque la idea original de Lian era que la historia contara con esos tres volúmenes únicamente. El volumen cuatro completa detalles sobre el futuro de los personas y aclara algunas cosas y el otro sería como el volumen o, donde se cuenta el origen de la leyenda.

La trama se ubica en un Japón feudal ficticio y alternativo. En una remota aldea de montaña vive Takeo, un chico que posee los extraordinarios poderes de la red de espías y asesinos conocida como la Tribu: una super audición, la capacidad de desdoblarse en dos cuerpos y la posibilidad de hacerse invisible. Justamente por eso es que fue criado en la ignorancia de su propio potencial, para que pudiera sobrevivir. Pero una fatídica noche su pueblo completo es aniquilado. Mientras intenta huir, es salvado por Shigeru, el señor del poderoso clan Otori, que lo adopta y prepara para que sea su sucesor y pueda, además, encarar su destino. Deberá enfrentarse a toda la jerarquía de lealtades y honores del clan, pelear con clanes rivales, entrenarse para pulir sus habilidades y además luchar contra la incontrolable pasión por Kaede, la prometida de Shigeru.

Los capítulos de la novela están escritos por diferentes narradores, y se van intercalando sin aclarar mucho quién es el que habla, lo cual vuelve a la redacción muy interesante. A veces es Kaede, a veces es Takeo. Así se van abriendo varias líneas, que terminan cerrándose de manera impecable. Como dato extra cabe decir que está planeada una adaptación a película de “El sueño del ruiseñor”, cuyo guión ya está siendo escrito. Los libros aún pueden conseguirse en las cadenas de librerías más conocidas.