Una mujer acusa a la Wii por su adicción al sexo

Esta sección demostró que hay gente para todo. En este caso se trata de una mujer inglesa, Amanda Flowers, quien acusa a la Balance Board del Wii Fit de haber sido la causante de su desorden sexual. La cosa es que parece que esta chica solía usar bastante seguido el videojuego de la Wii para hacer ejercicios, hasta que un día se pegó un flor de palo. A partir de ese golpe dijo haber empezado a tener necesidades sexuales por lo menos 10 veces por día. Así que la señora oriunda de Manchester acudió al médico, quien para colmo le dio la razón! Aparentemente, el (imagino yo) absurdo golpe le habría dañado un nervio, que le generó un desorden genital conocido como Síndrome de Excitación Sexual Persistente (PGAD, sus siglas en inglés). Amanda dice que a veces es un simple cosquilleo en sus partes bajas, y que otras veces se convierte en un espasmo que le sube por todo el cuerpo. Vaya uno a saber si Amanda deberá estarle eternamente agradecida a Nintendo…