Fichines: pasado, presente y futuro. Final.

Y llegamos al final. Se acabó. Este es el último post sobre la larga historia de los arcades, que nos acompañaron durante nuestra infancia o adolescencia, pero que lograron permanecer y trascender los cambios. Quedan pocos locales, pero aún es factible encontrar las mismas viejas y casi obsoletas máquinas de hace 20 años atrás. Esa es la condición de los arcades en países como el nuestro. En otros, el negocio siguió siendo rentable por mucho tiempo, al menos hasta la llegada de la imbatible Wii. Para nosotros, la situación fue diferente. Pero como dije la otra vez, aunque se caigan a pedazos y no funcionen del todo bien, quizás sea por esa especie de detenimiento en el tiempo por lo que seguimos yendo a jugarlos. Pasen y vean una última vez.

Como dijimos la semana pasada, uno de los últimos shocks de oxígenos para el descendente negocio de los arcades fueron los juegos de bailes, que volvieron a llevar a miles de personas a los salones recreativos de arcades. sin embargo, el negocio no duraría mucho tiempo más, a pesar de la ayuda que le proporcionaron juegos como el dance Dance revolution o el Pump it Up. Tanto es así que quizás el final de los arcades lo marque la salida de un juego en particular, en 1999: el San Franciso Rush 2049, que  se convertiría en el último juego en llevar el logo de Atari Games.

Posteriormente a la salida de este juego de carreras, el tercero de la serie Rush, la legendaria compañía es renombrada como Midway Games West y cierra su división de desarrollo de máquinas operadas por monedas. Sólo Japón siguió sacando arcades exitosos, y el negocio siguió siendo prolífico hasta la llegada de la Wii, que puso en jaque al mercado arcade. A pesar de esto, los salones de juegos en Japón están aún a años luz de los nuestros, con pisos enteros rebosantes de máquinas nuevas y variadas. Pero también allá, la concurrencia ha disminuído notablemente en los últimos años. A pesar de ello, seguiremos yendo. Y estarán vivos mientras aún quede gente interesada. Algunas imágenes de lo que nos perdemos :P