Obra de arte con 200 mil hormigas muertas

Según el Daily Mail inglés, Chris Trueman se hizo famoso por lograr reproducir, con asombrosa exactitud, una foto de su niñez, usando para ello más de 200 mil hormigas muertas, asesinadas por él mismo para la ocasión (nada de andar juntando unas viejas y aplastadas por piés humanos). Pero lo más absurdo es que la vendió por 34.800 dólares! Sí, su admirado comprador fue el Museo de cosas extrañas de Ripley´s, así que algo de sentido tiene la transacción. La obra de arte (¿?) tiene 1.20 metros de longitud y es la copia de una foto del propio Chris cuando era un niñito. Para la ardua tarea de juntar el material, utilizó un método aprendido en los Boy Scouts, que consiste en arrojar gotas de quitaesmalte sobre las pobres hormiguitas. Chris dice que tuvo una especie de cargo de conciencia a mitad de camino, luego de ver tanto bicho muerto. “Oh, he asesinado a 100 mil, qué tragedia!”. Pero luego reconoció que decidió terminar su obra porque sinó, “las primeras hormigas habrían muerto en vano, así que seguí”. Pero eso no es todo, incluso agregó que su primer encuentro con las hormiguitas fue cuando tenía 5 años: “Fue la primera vez que intenté dañar intencionalmente a un ser viviente intelgente. Mi hermano menor y yo atacamos un hormiguero y las hormigas rojas nos mordieron. Las hormigas son lo que consideramos ‘vida inteligente’, pero si las vemos en la cocina la mayoría de nosotros las matamos. Si nos tomamos un momento para admirarlas, nos daremos cuenta de que son criaturas notables”…..por eso vale la pena matar 200 mil, para ver la notable cantidad de dinero que pueden darnos xD