Decoró su casa con un marcador

Cuando no hay dinero para poblar las paredes del hogar con obras de arte o muebles de estilo, bien vale la imaginación. Says Kratzer, abogado de 53 años y amante del arte impresionista, decidió utilizar un simple marcador para pintarrajear todas las paredes de su casa, hasta convertirla en un cuadro completo. Su trabajito meticuloso arrancó a los 30 cuando, desempleado y bastante aburrido (parece), optó por poblar sus paredes con las escenas o figuras más recordadas de su infancia y adolescencia: así dibujó a Hércules Poirot, Sherlock Holmes, los Hermanos Marx, y hasta R2D2. Su esposa no parece encontrarle mayores inconvenientes, lo cual me parece muy razonable dado que no le quedó tan mal, para ser un aficionado. De última, es su casa, no?