El café más caro del mundo está hecho con caca

¿Pensaron que la orina de vaca hindú era un ingrediente asqueroso para una bebida? Bueno, hay gente que decidió redoblar la apuesta para fabricar el Café Kopi Luwak, originario de Indonesia, que es uno de los más caros, preciados y dificiles de conseguir. La razón radica en el toque especial que tiene su elaboración, ya que los granos de café con los que está fabricado son cuidadosamente seleccionados de entre los excrementos de las Civetas, un mamífero pequeño de apariencia gatuna. Estos bichitos, muy raros, viven en los cafetales de Indonesia, donde se alimentan de las semillitas de café que van cayendo. Posteriormente, como es natural, proceden a su defecación. La digestión de las Civetas “procesa” el grano, ya que sólo digiere la parte blandita, cagando las semillas de café puras y duras. Después van los pobres empleados contratados para ello, revuelven la cacona, eligen las semillas y van a prepararse un cafecito. Parece que la fermentación que se le aplica al grano de café “fresco” en la panza de la Civeta lo “purifica”, le quita el sabor amargo, permitiendo obtener un café con gusto a chocolate o algo así. Sí, claro. Andá a probarlo vos. La cosa es que todo este proceso es muy complicado y dificil de lograr, por lo que sólo pueden producir algo así como 200 kilos al año. Por eso una taza cuesta como 40 dólares. Me quedo con el de bolsita dorada, no sé ustedes XD