Los corpiños más extraños del mundo

No sé si vieron que a mí el arte hecho con extraños elementos me llama la atención, sobre todo si su autor logra crear algo interesante. Ya ni siquiera útil, pero al menos agradable a la vista. Laura ann Jacobs decidió hacer corpiños fuera de lo común y los puso a la venta. Dudo que sean cómodos, y particularmente los veo como no muy ecologistas y algo impresionantes, pero se vendieron como pan caliente. Hizo un total de 100 piezas, usando desde carcazas de cangrejos, hasta caracoles y piedras. Esperemos que haya usado ejemplares ya fallecidos :S