Y lo metio al microondas, nomas

Otro idiota de 29 años. Anthony Parker fue condenado a 9 semanas de prisión por meter a su hamster en el microondas. Tampoco podrá tener mascotas durante 5 años. Parece que, luego de una noche de joda y borrachera con su novia, decidió que podía continuar la fiestita haciendo sufrir a la pobre mascota. Así que la metió en el horno hasta que murió, por sobrecalentamiento del cerebro. De alguna forma la policía se enteró, hicieron “pesquisas” y determinaron la culpabilidad del idiota asesino, al que no le quedó otra que reconocer su culpabilidad. Se intentó defender alegando que la quería mucho, y que incluso le había puesto “Suzie”. Tanto amor, que terminó cocinada.