Le quema el pene a su marido para “purificarlo”

Y no pudo con los celos, nomás. Rajini Narayan, una mujer australiana de 46 años, sospechaba desde hacía tiempo que su marido la engañaba. Así que decidió que la falta de moral de su pareja debía ser solucionada. ¿Cómo? Bueno, ¿no dicen que el fuego es sagrado y eso? Así que le roció el pito con licor y lo prendió fuego para “purificarlo”. Pero el fuego no sólo se extendió por el miembro viril del pobre tipo, sino que terminó destruyendo toda la casa. El hombre, llamado Satish Narayan, terminó en el hospital y falleció algunos días después por las graves quemaduras. La mujer, en el juicio que se le sigue por la muerte de su marido, se declaró inocente, pero admitió tranquila que sí lo quemó para “purificar su pene”. Y agregó: “Él era mi héroe, el hombre de mi vida, el amor de vida (…) Iba a purificarle el pene, dejarle una marca que siempre se quedara conmigo, para que siempre fuera mío. Soy una mujer muy celosa, su pene me pertenece. Sólo quise quemarle el pene para que fuera mío y de nadie más”. Ya saben, tengan cuidado con lo que hacen y por dónde lo ponen, chicos.