Cine: L Illusionniste

Antes que nada, el título incluye un apóstrofo que este programa no lee, así que opté por no ponerlo y dejar un espacio. Cierro paréntesis y sigo con el post en cuestión. Casi se me pasa por alto esta verdadera joyita que llega mañana a la cartelera de Buenos Aires: L´illusionniste, una maravilla de la animación francesa, del mismo creador de “Las Trillizas de Belleville” (Les Triplettes de Belleville), película por la que ganó un Oscar. Es de esos films que, casi obligadamente, hay que ir a ver al cine, para poder apreciarlo en detalle.

El Ilusionista es un film de origen franco-británico, escrito y realizado por Sylvain Chomet en base a un guión inédito del actor y director Jacques Tati, basado a su vez en una carta íntima que le envió a su hija Helga Marie-Jeanne Schiel. La presentación inicial de esta animación se hizo en el Festival de Berlin, el 16 de Febrero de 2010, pero la salida oficial en cines fue el 16 de Junio de 2010, tanto en Francia como en el Reino Unido. Los principales actores que prestan sus voces para este film son Jean-Claude Donda y Edith Rankin. El personaje central de la historia es incluso una versión animada del propio Tati, realizada por Laurent Kircher.

Yendo a la trama, ésta se ubica en los años 50, donde el exitoso y rentable universo del music hall pende de un hilo desde el nacimiento del rock and roll. Un viejo ilusionista cree que su arte ya está en vías de desaparecer, así que deja las salas de espectáculos parisinas para probar suerte en Londres. Pero la situación no es muy diferente en el Reino Unido. Así que el anciano sigue con su oficio, dando pequeños shows en salas pequeñas y bares de mala muerte. Pero un día se encuentra con una jovencita llamada Alicia en un pub de Escocia, reunión que cambiará la vida de ambos para siempre…

La idea original de este adorable film está vinculada con una compleja historia familiar. Jacques Tati había escrito, entre 1955 y 1959, un guión muy simple y sin diálogos titulado “Film Tati nº4”, que pretendía ser una especie de carta personal a su hija mayor, Helga Marie-Jeanne Schiel, a la que había abandonado hacía muchos años. Cuando Chomet se hizo de la historia, quiso respetar el protagonismo de Tati en su propia versión. Lo único que hizo fue cambiar el lugar donde se desarrolla la acción, que en el guión de Tati se ubicaba en Praga. El hijo de Helga Marie-Jeanne dejó en claro su enojo por el film, aduciendo que “el sabotaje de la obra original de Tati, sin reconocer sus oscuras intenciones, de manera que parezca más un homenaje grotesco, ecléctico y nostálgico hacia ese autor, es profundamente irrespetuoso”. Sea cual sea la verdad, sólo aporta más elementos para intentar ver más allá de lo que se muestra. El Ilusionista nos grita a la cara, nuevamente, que no hace falta el 3D para obtener una animación visualmente espectacular.

El trailer: