Dos décadas de existencia

Escrito el 30/12/2016 por Cynthia Hajdinjak

 

Este año que empieza el Domingo será el año donde Ivrea cumpla 20, dos décadas enteras de existencia. Perdido en la vorágine del día a día, siempre detrás de una y otra fecha de cierre de libros que se tiene que cumplir, a uno le suele parecer que fue ayer… Se mira al espejo y pasa por alto las canas o arrugas que ve. Pero el tiempo pasó, y en él pasó de todo.

Cuando fundé esta empresa en Buenos Aires allá por 1997 me hablaban de muchas cosas que eran imposibles. De que Argentina nunca llegaría a tener suficientes comiquerías como para poder distribuir algo sólo por ese canal, que ninguna empresa local jamás podría editar series largas extranjeras porque nunca jamás una editorial argentina había editado comics extranjeros de forma continua más de una década, de que la gente estaba demasiado aborregada por los doblajes ultracatólicos mexicanos y jamás aceptaría traducciones en nuestro propio idioma/dialecto argentino y sin suavizar las puteadas presentes en las ediciones originales (o sea, traducir de la misma forma que en Europa, donde “Son of a Bitch” es “Hijo de Puta” y no un católicamente puritano “maldito bastardo”), que era imposible competir en precio y calidad al mismo tiempo con las ediciones españolas, que nunca habría buenas secciones de comics en las librerías de los shoppings, que una empresa argentina jamás podría abrir filiales en Europa y competirle de igual a igual a sus pares de allá…

Pero no, resulta que no era imposible. Acá estamos dos décadas después habiendo conseguido todo eso y más, mucho más. Fue difícil? Seguro. Sin duda. Una patada en los huevos llegar hasta acá francamente. Pero imposible, no.

Cosas que antes parecían completamente inalcanzables para editoriales argentinas se han vuelto comunes: hemos sacado en Argentina mangas como Evangelion vol 14 el mismo día exacto que salió en Japón (cosa que las editoriales europeas no consiguieron), hemos editado series en Argentina que nunca se vieron en Europa tanto de mangas como de comics (Mx0, Lilim Kiss, Historias de un Espejo, Oink, Ninja Turtles, etc., etc.). Podemos resumirlo en que hemos hecho camino al andar, ayudando a volver al mercado argentino de comics un lugar similar en oportunidades a los grandes mercados europeos. Pero, alcanzado esto, entramos ahora en territorio desconocido. Porque ya de acá en más no se trata de conseguir lo mismo que ya se da en otras partes del mundo, sino de ir más allá. Y ahí iremos.

Esfuerzo, perseverancia y un buen equipo humano rodeándote son los verdaderos hacedores de milagros en este mundo. Las veces que la cagamos y nos metimos en dificultades fueron cuando nos flaquearon las fuerzas, no laburamos lo que teníamos que laburar y encima nos rodeamos de gente incorrecta. Por suerte siempre hemos logrado reaccionar a tiempo. Pero tengo que reconocer que no es fácil estar siempre con la guardia alta a lo largo de tantos años. Uno tiene años más y menos inspirados.

2017 quiero creer que será un año que nos encuentre particularmente inspirados y listos para alcanzar cosas que nunca antes habíamos alcanzado. Mangas, Comics norteamericanos, Comics europeos, Historietas argentinas… Tendremos finalmente la variedad que he soñado siempre que tuviera Ivrea. Y esperamos publicar mucha más cantidad cada mes de lo que lo hemos hecho nunca. Hacia mediados de año estaremos lanzando varias decenas de libros cada mes.

Sin duda 2017 va a marcar un quiebre histórico en la historia del mundo del comic argentino. La solidez que ha ido adquiriendo el mercado local de comics, sumado al fin de los años de trabas burocráticas gubernamentales a la actividad económica, traerá a nuestro sector una gran competencia, una de la que no hay precedentes. Y no hablo de la ya acontecida expansión al manga de editoriales argentinas como Ovni, sino de la pronta llegada de diversas multinacionales que editaran títulos muy punteros en exclusiva para Argentina, algo que no había sucedido nunca jamás en la historia. Un hecho que demuestra lo mucho, muchísimo, que ha evolucionado el mercado argentino de manga/comics.

Evidentemente, todo esto planteará desafíos grandes para Ivrea. Pero si no nos ha asustado instalarnos en países como España y Finlandia -habiendo conseguido ser parte del grupo de editoriales líderes en ambos, sobreviviendo y teniendo éxito mientras otras editoriales locales quebraban-, entonces mucho menos nos asustará tener que competir duro en nuestro país de origen, el país que sentimos más en la piel y el que conocemos como si lo hubiéramos parido. Además, estos cambios nos beneficiarán enormemente de rebote: las editoriales extranjeras que comercializan licencias suelen ser muy reacias a vender series cuando no tienen varias ofertas sobre la mesa… Siempre están temiendo que venderán algo puntero a ese único editor que lo quiere comprar y justo al día siguiente aparecerá un competidor que les hubiera pagado el cuádruple. Y ante ese temor toman la decisión más dañina para un mercado que necesita crecer: no venden. En cambio, cuando hay competencia todo es fácil. Tienen mucho de donde comparar y se sienten tranquilos. Los contratos salen de a miles.

2017 será un año intenso y apasionante sin duda. Finalmente tendremos oportunidad de hacer las cosas que queremos, y no las que el contexto económico y los ultra temerosos agentes de venta de licencias nos dejan hacer. Además de lo ya anunciado publicaremos muchos más comics y mangas, títulos que iremos develando a medida que se acerquen sus fechas de salida.

Hemos pasado demasiados años con el freno de mano puesto a la fuerza. Comencé este año en Dina Huapi, en la afueras de Bariloche, contemplando el lago y prometiéndome que iba a lograr completar el círculo y llevar a Ivrea Argentina a ser todo lo que quería cuando la fundé. Termino el año sintiendo que los objetivos se alcanzaron, el freno ya no está puesto y avanzamos hacia un adictivo mundo inexplorado.

Gracias infinitas a todos los que nos han ayudado a llegar acá comprando nuestros libros a lo largo de estos 20 años! Les deseo un excelente arranque de 2017. De nuestra parte le vamos a meter huevo infinito para que este año puedan sentirse más orgullosos que nunca de esta editorial nacida en ese fascinante rincón del sur del mundo llamado Argentina.

– LEANDRO OBERTO
Presidente y Director Editorial

Comments are closed.