Fichines: pasado, presente y futuro V

Escrito el 09/02/2010 por Micaela Desprès

Poco tiempo después de lo afirmado la semana pasada, dos empleados de AtariSteve Jobs y Steve WozniakBreakoutdieron nacimiento en 1976 al Breakout, un juego claramente inspirado en el Pong, pero para un solo jugador. La idea básicamente era romper bloques con una pelota, tratando de que ésta no se escapara por la parte inferior de la pantalla. Estos dos empleados serían nada menos que los fundadores de Apple. En realidad, era Nolan Bushnell el que quería diseñar una especie de Pong individual, pero el problema era la tecnología. El diseño original de Al Alcorn (ingeniero de Atari y creador del Pong) requería 75 chips para mover el juego, cuando lo normal era que usaran 50. El costo extra era demasiado. Así que Bushnell y Alcron le propusieron un trato a uno de sus empleados -Steve Jobs-: le darían 750 dólares, más 100 dólares extras por cada chip que eliminaran. Así que Jobs habló con su amigo Seteve Wozniak y le aseguró que le daría la mitad si lograba descular el problema. Claro que Wozniak lo logró en menos de 72 horas, pero Jobs terminó cagándolo y le dio menos de lo que le había prometido. Tiempo después Jobs se excusaría diciendo que invirtió ese dinerito sucio en la fundación de Apple. Volviendo al Breakout, finalmente Atari no lograría llevar a la práctica los complicados diseños de Wozniak (o no los pudo entender) y realizó el Breakout con otros métodos, que serviría de inspiración para el diseño de la computadora Apple II.

Night DriverAtari no se quedó conforme con un solo juego, así que en ese mismo año salió a la venta el Night Driver, el primer juego de carreras en “primera persona”. No se trata del primer juego de carreras en sí –Atari ya había sacado uno llamado Sprint 2 en 1976-, pero todos los anteriores ubicaban la mirada desde arriba, en lugar de emplazarla desde la perspectiva del conductor. Así que el Night Driver fue un éxito. Para esconder un poco lo limitado del hardware para crear imágenes, decidieron que era mejor ubicar la carrera de noche. Como para que se notara menos lo pedorro de la tecnología todavía. Ideas había muchas, pero las posibilidades de llevarlas a la práctica eran pocas. Eso cambiaría en poco tiempo…

Si siguen leyendo el resto, hay algún que otro extra

(más…)