Cine: Dorian Grey

Escrito el 02/09/2010 por Micaela Desprès

El clásico y maravilloso libro de Oscar Wilde sigue generando adaptaciones y nuevas versiones, aunque cueste tanto llegar al nivel de la obra original. Esta vez, la pantalla grande vuelve a crear un film basado en el genial personaje, llamado simplemente “Dorian Grey”, que se estrenará en la Argentina el 28 de Octubre de 2010, aunque con el nombre del libro: “El Retrato de Dorian Grey”. Como si hiciera falta aclarar de dónde sale. En fin. En cuanto a la obra que sirve de inspiración, llamada originalmente The Picture of Dorian Gray, se trata de la única novela publicada por Oscar Wilde, que había aparecido como la historia principal de la revista literaria Lippincott´s Monthly Magazine en Julio de 1890. Esta fue la primera versión de la obra, que luego Wilde editó, modificó, suavizó y amplió, para volver a ser publicada en Abril de 1891.

En cuanto a la historia de la novela, ésta cuenta la historia del joven Dorian Grey, modelo del artista Basil Hallward, que queda fascinado por la belleza de Dorian y comienza a encapricharse con él, creyendo que esta belleza es la responsable de la nueva forma de su arte. Charlando en el jardín de Basil, Dorian conoce a Lord Henry Wotton, amigo de Basil, quien lo cautiva por su particular visión del mundo. Lord Henry sostiene cosas como que “lo único que vale la pena en la vida es la belleza, y la satisfacción de los sentidos”. Al darse cuenta de que un día su belleza se desvanecerá, Dorian desea tener siempre la edad del cuadro de Basil, pedido que se le cumple: así como la persona mantiene para siempre la misma apariencia perfecta del cuadro, la figura en él retratada envejece en su lugar. La búsqueda del placer y de la satisfacción de los sentidos lo llevarán a cometer diversos actos, mientras que el retrato va sirviendo de recordatorio de los efectos no sólo del paso natural del tiempo, sino también de las acciones que comete Dorian y traen efectos sobre su alma.

La novela generó una enorme controversia cuando fue publicada, tocando sin tapujos temas como la vanidad, el narcisimo, el hedonismo, etc. en una sociedad pacata y conservadora que aún consideraba a la homosexualidad como un delito que merecía la carcel.  En el juicio que se le hizo a Wilde justamente por su elección sexual, se usaron pasajes del libro para demostrar la “perversión” en la que había caído, a través de las relaciones que el libro insinuaba entre los personajes. Tanta fuerza en una obra no podía pasar desapercibida, así que las adaptaciones no se hicieron esperar: ya en 1910 podemos encontrar la primera película, a la que le seguirían una enorme lista. También hay representaciones musicales, obras de teatro, libros, etc.

En el caso que nos toca hoy, se trata de un film de Oliver Parker (que ya adaptó otro clásico, Othello, allá por 1995). Con algunas diferencias en la trama respecto de la novela original, la peli pretende igual adaptarla lo más fielmente posible. Justamente el guión es del debutante Toby Finlay. Ben Barnes (Caspian en las pelis de The Chronicles of Narnia) es Dorian, Colin Firth (Mark Darcy en la saga de pelis de Bridget Jones) es Lord Henry Wotton y Ben Chaplin es Basil Hallward. El film se estrenó en el Reino Unido en septiembre de 2009, a USA llegó el 24 de agosto de 2010 y a la Argentina, el 28 de Octubre de 2010. Acá abajo tienen el trailer.


Clásicos de la literatura: Fahrenheit 451

Escrito el 10/07/2010 por Micaela Desprès

Esta novela forma parte de mi lista sobre los libros que hay que leer antes de morir. Clásico si los hay, no pueden dejar de meterse en sus páginas si es que aún no lo leyeron. Fahrenheit 451 carga con el peso de haberse convertido, quizás incluso a pesar de su autor, en un emblema de la libertad de expresión, la lucha contra la censura, el libre pensamiento y demás. ¿Por qué? Bueno, básicamente porque describe un futuro extraño y terrible en el que está terminantemente prohibo leer, y donde los libros deben ser quemados sin contemplaciones. Justamente el título hace alusión a la temperatura en la que el papel de los libros arde y se quema.

Fahrenheit 451 es una novela distópica, es decir, una utopía cuya concreción de algún modo terminó perjudicando a la humanidad. La distopía es como una utopía perversa, donde las cosas transcurren al revés de como debería ser una sociedad ideal. Suele usarse sobre todo en términos de ficción, ya que la distopía suele llevarse a términos apocalípticos. Fahrenheit fue escrita por Ray Bradbury, escritor estadounidense de ciencia ficción y terror, nacido el 22 de agosto de 1920. Es autor también de Crónicas Marcianas, entre otros títulos. En cuanto a la novela que nos toca repasar, inicialmente fue publicada por capítulos en la revista Galaxy Science Fiction de febrero de 1951. Tuvo luego una primera edición en 1953 y, un año después, volvió a serializarse pero esta vez en la revista Playboy.

En la trama de Fahrenheit 451, Guy Montag es un bombero. Pero no uno tradicional, de esos que apagan incendios, sino que pertenece a una brigada que se ocupa de generarlos. Precisamente para quemar libros. Porque en la sociedad en la que vive Montag, leer esta prohibido. Porque hace pensar, y eso no se puede, y porque se supone que leer impide ser felíz, al menos en los términos que establece ese futuro distópico: ser felices calma a las fieras, trabajan y no se quejan. Además, leer hace que los hombres se diferencien, y en esa sociedad deben ser todos iguales a la fuerza. Aunque Montag realiza su labor convencido de los objetivos, cuando conoce a Clarisse McClellan, sus indiscutidos ideales empezarán a resquebrajarse. Nada de spoilers, a leer se ha dicho.

Fahrenheit 451 tuvo muchas interpretaciones políticas. Se lo tomó como una crítica a la censura de libros aplicada en Estados Unidos por el presidente Joseph McCarthy, aunque Bradbury dijo que también se podía aplicar a los efectos de los medios masivos en el hábito de la lectura. La idea que atraviesa el libro es clara y universal: cada uno puede encontrar ejemplos que cuadren y serán válidos, creo yo. En 1966 se realizó una película homónima sobre el libro, dirigida por François Truffaut. Inspiró además el libro de Michael Moore, Fahrenheit 9/11, y una obra de teatro llamada Fahrenheit 56k, sobre la libertad de expresión en internet, o algo así :P No se lo pierdan.


Repaso literario: Jake Arnott

Escrito el 12/06/2010 por Micaela Desprès

¡Ganó Argentina!, pero no vine a hablar de eso. Sólo esperé a que terminara para tener alguna posibilidad de que alguien le diera una mirada a este post. :P Y para compensar el espíritu patriota que se agolpa en las calles, decidí hacer un repaso de una trilogía que, particularmente, encuentro adictiva. Su autor es el inglés Jake Arnott, con una historia de vida de lo más interesante, que antes de hacerse escritor ocupó su tiempo en los trabajos más variados que se les puedan ocurrir. Hasta que finalmente dio con su personaje emblema: Harry Starks, un gangster, mafioso, maníaco-depresivo, gay y mitómano que, cuando en el mundo ya había pasado el cuarto de hora de las mafias y la estética a lo Al Capone, él seguía enamorado de la atractiva seducción del mundo del hampa.

Jake Arnott nació en 1961 en Buckinhamshire, Inglaterra. Luego de abandonar la escuela a los 16 años, se ganó la vida con actividades de lo más variadas: fue modelo de artistas, ayudante teatral, técnico en un depósito de cadáveres, intérprete de lenguaje de señas, extra, actor teatral y casi muere asfixiado cuando se prendió fuego el edificio en el que vivía como okupa. Pueden verlo como una de las tantas momias que aparecen en la película The Mummy (la primera, de 1999). Gay (o quizás bisexual) desde joven, fue siempre un activo defensor de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y trans. Su lucha cobró mucho más peso político, quizás, desde la publicación de su primera novela en 1999, The Long Firm (acá traducida como Delitos a Largo Plazo), que lo convirtió en una de las personas más influeyentes de su país. Adeptos de hacer rankings como los yankees, para los ingleses está entre las 100 personas gays o lesbianas más influyentes de Gran Bretaña. Algo de lo que reniega, claro: “Una identidad basada en tu sexualidad es algo deprimente. En los 80 tenía un significado ligeramente político. Ahora se ha convertido en una herramienta de marketing”.

Delitos a Largo Plazo es la historia de Harry Starks, pero nunca desde su perspectiva. Está dividida en cinco partes, cada una relatada en primera persona por cinco personajes completamente diferentes (un ex amante, un aristócrata, un delincuente medio pelo, una actriz fracasada y un profesor) cuyo único punto en común es haber conocido al gansgter Harry Starks, famoso por sus métodos poco ortodoxos, que ambiciona convertirse en parte de la alta sociedad y que mueve con sus hilos el submundo de los años 60. Drogas, prostitución, negocios turbios apañados por los políticos, corrupción y violencia. Mucha violencia. Una de las inspiraciones para crear a Harry fueron los Hermanos Kray, amos del hampa londinenese en los 60. Tiene algo de Pulp Fiction, con el uso de pequeños flashbacks para reconstruir una historia.

La segunda novela se llama He Kills Coppers (acá publicada con el título de Canciones de Sangre), fue publicada originalmente en 2001 y continúa unos años después de finalizada la primera. Nuevamente el protagonista no es directamente Harry, sino que su figura queda intencionalmente en segundo plano. La trilogía cierra con True Crime, publicada en Inglaterra en 2003 (inédita aún en la Argentina y que saldrá con el título de Crímenes de Película). Arnott maneja la ironía, la sutileza, la crítica política y mezcla todo con violencia. Un verdadero exponente de la novela negra. Como dije, las primeras dos están disponibles. La tercera está pronta a salir. No se las pierdan. Es un viaje movidito, pero completamente hipnótico.


Repaso literario: Henning Mankell y la saga Wallander

Escrito el 22/05/2010 por Micaela Desprès

Se me ocurrió extenderme en este autor sueco a raiz del post de la semana pasada, en el que comentamos sobre la emisión de la serie Wallander por Film & Arts. Claro, está basada en la saga de novelas negras escritas por Henning Mankell, cuyo protagonista es el particular inspector Kurt Wallander. Asesinatos, investigaciones policiales, complejos crímenes para desentrañar, pero también un distinguible trasfondo político, y una permanente crítica hacia el racismo y hacia su propia sociedad, son algunos de los elementos que podremos encontrar si miramos únicamente a las novelas policiales de Mankell. Pasen y lean.

(más…)


Repaso literario: La Saga de los Confines

Escrito el 08/05/2010 por Micaela Desprès

Como venimos haciendo algunos sábados, y aprovechando que aún quedan algunos días para disfrutar la Feria del Libro, se me ocurrió hacerle un repaso a una saga de libros escritos por la autora argentina Liliana Bodoc, pero cuya temática se inscribe en la fantasía épica al estilo de “El Señor de los Anillos”, con mucho de nuestra historia local. Los libros se consiguen fácilmente, incluso en ediciones más caras o más económicas, y se trata además de un género no muy explotado en la Argentina. Pues, dicho esto, vayamos a lo importante. Ya saben, si ingresan a “Seguir leyendo el resto” tienen todo lo que necesitan saber sobre los tres libros que componen “La Saga de los Confines”

(más…)


Repaso literario: Leyendas de los Otori

Escrito el 24/04/2010 por Micaela Desprès

Dada la buena respuesta, sigo probando con las humildes recomendaciones literarias provenientes de una lectora curiosa. En realidad, las últimas elecciones vienen por el lado de Japón, aunque no será esta la única temática que impulse estos post. Aunque esta vez sí :p. Hace algunos años leí medio de casualidad una saga de libros, que a simple vista mucho no me decían. Me la recomendaron, así que allá fui. El resultado fue bastante interesante, así que aquí voy con esta trilogía que se llama “Leyendas de los Otori”, escrita por Lian Hearn. Pasen y vean qué les parece.

(más…)


Repaso literario: Banana Yoshimoto

Escrito el 10/04/2010 por Micaela Desprès

Seguimos dando vueltas por Japón, pero en este nuevo plan “literario”. La otra vez repasamos un poco a Haruki Murakami. Esta vez le toca a una autora que particularmente también encuentro muy interesante: Banana Yoshimoto. Nacida como Mahoko Yoshimoto el 24 de Julio de 1964 en Tokyo, Japón, Banana es hija del famoso poeta japonés Takaaki Yoshimoto. Pero además, su hermana es la mangaka Haruno Yoiko. Como verán, el tema de la literatura corre por la sangre de esta familia bastante poco ortodoxa en lo que se refiere a las costumbres y la educación femenina. Banana creció en un ambiente que defendía el valor de la independencia, lo que marcaría fuertemente su estilo narrativo. Ni bien terminó el colegio comenzó a estudiar literatura en la Universidad de Nihon, lugar en el que se ganó el apodo de “Banana” debido a su pasión por las flores del banano. Al menos eso es lo que dice ella :P Dice que el nombre le gusta porque es a la vez tierno y un poco andrógino. Realmente no le importa mucho ni su apariencia, ni que se sepa mucho de su vida privada. Acompáñenme a leer más sobre ella, si siguen leyendo el resto de este post.

(más…)


Repaso literario: Haruki Murakami

Escrito el 27/03/2010 por Micaela Desprès

Este sábado será un tanto excepcional, ya que dejaremos los habituales repasos de series yankees y sus estrenos, para volcarnos para el lado de la literatura. Es uno de mis grandes amores, y me pareció que aquel ensayo con los libros de Stieg Larsson había generado una buena repercusión, más allá del debate “Best Seller sí o no”. Veremos qué les parece esta vez. Para arrancar, se me ocurrió hablarles sobre un autor japonés que particularmente me gusta mucho: Haruki Murakami. Puede que muchos lo ubiquen, o que al menos les suene. Si directamente no tienen idea quién es, espero poder darles a conocer a un gran escritor. Murakami logró ser sinónimo de dos definiciones que normalmente no se llevan de la mano, al menos para lo que normalmente se cree: es un autor de culto talentoso y complejo, pero a la vez sus libros se venden como pan caliente. Descubran por qué, si siguen leyendo el resto del post.

(más…)