Fichines: pasado, presente y futuro VI

Escrito el 16/02/2010 por Micaela Desprès

Seguimos con el repaso de cada semana. Así llegamos a la Edad de Oro de los arcades, con la llegada de un juego: el legendario Space Invaders. Esta época estaría marcada por los avances tecnológicos, que permitirían ir creando mejores gráficos y un sonido mucho más detallado. Así, las mejoras e innovaciones de unos, serían incorporados por muchos otros, sentando las bases para muchos juegos posteriores y dando lugar a muchísimos géneros que continúan hasta hoy.

Es el inicio del período más popular en la historia de los arcades y todo gracias al Space Invaders, lanzado en 1978 por la compañía japonesa Taito y luego distribuido en USA por Midway. Su creador fue Toshihiro Nishikado. Inicialmente iba a ser un juego bélico, pero la idea fue rechazada rápidamente por lo enquilombado que era animar los tanques y aviones, y dado lo poco ético que le parecía a Toshihiro dispararle a soldados. recurrió entonces al libro “La Guerra de los Mundos” y así creó el “matamarcianos” por excelencia. El Space Invaders se basaba en una nueva forma de jugar basada en puntos,con un aumento progresivo de la dificultad y un marcador de máxima puntuación que registraba las iniciales.

Todo junto significaba un seductor coctail para los jugadores. La idea del juego era sencilla pero atrapante: el jugador controlaba un cañón, que se movía de izquierda a derecha, y con el que tenía que matar a unos marcianos -con forma de calamar, pulpo y cangrejo- que se iban acercando a la tierra.

Como dato curioso cabe decir que en Japón el éxito fue tal que en poco tiempo causó una seria escasez de monedas, que obligó al propio gobierno japonés a producir más! Dio incluso lugar a una gran cantidad de merchandising muy variado basado en el Space Invaders, paras saciar el hambre de los ávidos fans (libros, camisetas, discos). Claro que tampoco tardarían en salir los primeros clones, debido a que el jueguito no estaba sujeto a copyright. Además, los matamarcianos estaban de moda en aquellos años debido a la fiebre del Space Invaders. Tal es así que las compañías competían entre ellas para sacar al mejor clon del juego de Taito. Así, encontramos dos joyitas: el Galaxian (de Namco) y el Asteroids (de Atari).

El de Atari supuso un éxito para sus creadores porque estaba basado en gráficos vectoriales (líneas que se unen para crear formas, antecesores de los hoy en día predominantes polígonos), lo que suponía una mayor velocidad de movimiento de los objetos en pantalla. Y el de Namco, si bien era muy parecido al Space, incorporaba el color, lo que lo hacía distinto a sus hermanos. Poco a poco, el diseño con vectores fue mejorando, permitiendo la llegada de lo que sería el hito de la época. Pero para eso hay que esperar otros 7 días.

Si siguen leyendo, algunos interesantes videos

(más…)